viernes, 11 de enero de 2008

Ausencia




















Considero importante hablar de mi abuelo, como especie de previo a su poema homenaje...la idea viene de el buen Lester. Y aquí va: Mi abuelo de café era un hombre extraño y maravilloso, muy pocas personas le conocían en verdad, parecía duro o eso hacía creer, pero en realidad era todo dulzura; se lo veía en el comedor de la casa, tocando el cuatro o su guitarra, y cantando sus propias composiciones.

Adoraba ir de paseo al campo y se mostraba sonriente en medio de la naturaleza, como quien se sabe en su lugar. Ser increíble y grandioso, con una voz inolvidable y unos ojos que nunca envejecieron pues mi abuelo siempre tuvo la mirada de un niño




Anhelos incompletos
palabras que no se dijeron
partida prematura
ladrona de bellos momentos

Adiós Abuelo,
nunca me despedí
en aquellos días
no sabía que decir

Qué ironía
Saberte tan lejos
Sentirte tan cerca.



Reacciones Tardías

Romper en llanto
Porque no estas


Paseos al campo
Abuelito de café
canciones y un cuatro
música de recuerdos.

Adiós Abuelo
Hasta siempre
de ti, todos los sueños
lecciones aprendidas
y una luna que mira lejana
Diciendo mí niña tampoco te olvido

2 comentarios:

Karencha dijo...

Hola edmy!! me impacto bastante el poema del abuelo muy bello te felicito... se me puso la piel de gallina!! todo lo que dice es muy cierto el abuelo nunca envejecio sus ojos... _:( sigue asi prima que tienes un gran futuro escribiendo...
aunque tenemos bastante rato sin vernos te recuerdo y te quiero mucho tu prima KAREN SANDOVAL

Edmy (princesa de la noche) dijo...

Ay Karen, que sorpresota verte aquí, no me lo esperaba..

Gracias prima, muchísimas gracias por estar aquí….este poema se lo escribí hace poquito y pues, quise mostrarlo aquí, junto con los demás....tú ya sabes quien fue mi nonito de cafél, y lo conoces de mas tiempo incluso….ay no se ni que decirte, es un orgullo muy grande saberte aquí. Un beso grandote, grandote, porque aunque no nos vemos mucho el cariño esta intacto. GRAACIAAS. Att. Edmy